Los radicales quieren poner al candidato a vicepresidente, pero por ahora no hay definiciones. Quedan dos semanas para que haya acuerdo. 


Algo de ruido, nada de nueces. Así podría sintetizarse el resultado de la reunión que tuvieron el Gobierno nacional y los dirigentes radicales, encomendados por la Convención Nacional partidaria de negociar una ampliación y reformulación de la coalición Cambiemos.

Se trató precisamente del primer encuentro desde la reunión del máximo órgano decisorio radical en Parque Norte que ratificó la pertenencia a Cambiemos. Sucedió a media tarde de ayer, a ocho días exactos de esa asamblea, y a ocho días también de la presentación de alianzas y frentes electorales, el próximo miércoles 12, de cara a las Paso y a la presidencial de octubre.

Marcos Peña (Foto: Instagram)

La cita duró poco más de una hora. En su despacho del primer piso de la Rosada, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, recibió a tres de los integrantes de la Mesa de Acción Política conformada en la convención para negociar la estrategia electoral con el Gobierno, es decir con el PRO. Participaron el presidente de la UCR, el gobernador mendocino Alfredo Cornejo; la legisladora bonaerense Alejandra Lordén, y el dirigente porteño Emiliano Jacobitti.

Antes, a solas, Peña había estado con otro de los integrantes de la Mesa, el exsenador y dirigente radical mendocino Ernesto Sanz. Los restantes dos del sexteto negociador no asistieron por, según se dijo, “cuestiones de agenda”.

El gobernador jujeño, Gerardo Morales, permaneció en su terruño donde el domingo que viene se juega la reelección; y su par de Corrientes, Gustavo Valdés, posó para la foto post triunfo electoral en las legislativas provinciales del domingo pasado (única sonrisa para la Rosada en lo que va del derrotero de urnas), casi en simultáneo, con Mauricio Macri en el despacho presidencial. Pasillo mediante del de Peña, Macri no pasó siquiera a saludar a sus socios radicales, según reconoció a este diario a la salida de la Rosada, el secretario administrativo de la UCR, a la vez que jefe de gabinete de Cornejo, Andrés Lombardi, que acompañó al trío.

Cierre de la convención nacional de la Unión Cívica Radical (UCR) en Parque Norte. (@josecorralsf)

El clima que rodeó a este primer encuentro fue de cordialidad y de carácter institucional. Formalmente la delegación de la UCR, después de reunirse en la histórica sede de la calle Alsina, se trasladó a la Rosada para comunicarle al Gobierno las decisiones de los convencionales para ampliar Cambiemos. Peña los escuchó y se mostró receptivo: “Se notó su apertura a lo que venía planteando el gobernador Cornejo y que luego se ratificó en la convención, que es avanzar en una coalición de gobierno con un frente que vaya tomando las grandes decisiones políticas”, dijo Lombardi, vocero del encuentro. Hasta dejó abierta la posibilidad de acordar la fórmula de Macri presidente con un vice radical, o de dirimirla en unas Paso.

Sin embargo, a juzgar por la inexistencia de resultados, como de los dichos de Sans un rato antes de la reunión, el ambiente parece ser otro. El ex senador que fue el numen del acuerdo con el PRO que dio lugar a Cambiemos en 2015 y que validó la convención de Gualeguaychú había dicho ante un congreso de los abogados porteños. “El PRO nunca creyó en una coalición, no lo digo como un reproche, está en su naturaleza. Pero en la próxima gestión se debe construir una verdadera coalición, con los del PRO pensando en la UCR y los de la UCR en el PRO”, dijo Sanz. Y descontó la reelección del Presidente: “Creo que Macri va a seguir gobernando, no creo que la sociedad, por más desencanto y angustia que haya, se vaya a suicidar”.

Según dijo Lombardi tras la reunión, “todo está abierto y hay predisposición del Gobierno para ampliar Cambiemos en un gran frente electoral”. Hasta la posibilidad, dijo, de que Macri tendrá con convalidar su candidatura en unas Paso. “Tenemos que tener la mejor oferta electoral de la Argentina y n gran frente electoral para seguir avanzando en un gobierno republicano. Esto fue lo que vinimos a plantear y recibimos buena predisposición a ello”, agregó.

Pero lo cierto es que más allá de ello, nada concreto surgió de esta primera reunión, cuando el cronograma electoral se acerca a fechas clave. A estas alturas parece poco probable que resulte convencer a “los peronistas republicanos” de sumarse a la ampliación de Cambiemos propuesta por Cornejo.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios