Graciela Alfano también habló de la relación de un familiar directo suyo con el alcohol.


La panelista de ”Los Ángeles de la Mañana”, Yanina Latorre, habló sobre una situación personal que jamás había contado, sobre la relación que ella mantenía con su padre. ”Mi vida fue un infierno con mi papá alcohólico”, expresó primeramente.

Tras ello, precisó: ”Mi papá tenía doble personalidad. De día era exitoso, ganaba mucho dinero, era divino. Pero a la noche tomaba, se tomaba una botella de whisky por noche. Llegó a tomarse los frascos de perfume”.

Luego, profundizó sobre las problemáticas que traía un familiar con esas costumbres: ”Lo encontrábamos haciendo pis en el placard y, de muy chica, escuché conversaciones que no tenía que escuchar, como que mi mamá y mi papá no tenían sexo porque mi papá era alcohólico”.

Entre lágrimas, también habló del vínculo con su madre, y su opinión sobre la vez en que decidió echar a su marido por todo lo comentado: ”Yo al principio me enojé mucho con ella, pero después entendí”.

Graciela Alfano también sumó su experiencia con su madre constantemente beoda, quien tras caer en una depresión por la muerte de su cónyuge, ”empezó a tomar alcohol y se convirtió en una alcohólica, y yo recuerdo que me iba a buscar al colegio completamente alcoholizada, dando tumbos, y a mi me daba mucha vergüenza”.

Sin embargo, explicó en llanto y de manera desgarradora como hicieron las paces, tras haberle aplicado una inyección para que bajase al estado de coma, producto del gran padecimiento que sufrió en sus últimos días: ”Cuando le dan la inyección, yo me acuesto con ella. Me desnudo, la desnudo a ella, con ese cuerpo espantoso de 28 kilos. Pongo mi cara en su pecho y le digo, mirándola a los ojos, ‘pensar que tus ojos fue lo primero que vi cuando nací’, y la entereza que no tuvo en toda su vida, la tuvo en el último momento. Me dijo, ‘yo quiero que tus ojos sean lo último que vea cuando me voy’”.






Comentarios