La cúpula de la central obrera destacó el alto acatamiento que tuvo la medida de fuerza contra el Gobierno.


La cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT) celebró este miércoles el “alto acatamiento” que tuvo el paro en todo el país y le reclamó al gobierno de Mauricio Macri que tome medidas urgentes para cambiar el rumbo de la economía.

Héctor Daer, uno de los dos secretarios generales de la CGT, dijo en conferencia de prensa que el paro fue para reclamar “medidas urgentes de rectificación de las políticas económicas”, las cuales erosionaron la actividad productiva y tuvieron consecuencias sociales “devastadoras”.

La medida de fuerza fue convocada por la CGT y luego adhirieron las Centrales de los Trabajadores Argentinos (la CTA de Hugo Yasky y los dos sectores de la Autónoma de Ricardo Peidró y Pablo Micheli), la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), el Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona), el mecánico Ricardo Pignanelli, movimientos sociales y partidos de izquierda, entre otros.

La CGT le exige a Macri medidas para cambiar el rumbo económico. Emmanuel Fernández.

“El acatamiento fue muy importante en todo el país”, celebró Daer y señaló que la caída del empleo y del salario son consecuencias de la política económica del gobierno de Macri. “El aumento tremendo de la pobreza, hoy los índices nos dan la peor perspectiva del futuro cuando indican que el 50 por ciento de los niños están en situación de pobreza”, destacó el sindicalista.

Por su parte, Carlos Acuña, el otro secretario general que apoya la candidatura presidencial de Roberto Lavagna, apuntó contra Macri cuando dijo que “este presidente escuchaba a los amigos y a los acreedores que tenía al lado para seguir haciendo el mismo juego para un sector que hoy debe estar festejando lo bien que le fue en la Argentina”.

Acuña también se refirió a las declaraciones de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien en horas de la mañana manifestó que el Gobierno está “harto” de los paros: “Repudiamos aquellas palabras, es una lástima que [Bullrich] no entienda que [el paro] es una herramienta constitucional que tenemos los trabajadores y la forma de reclamar para que nos escuchen”.

También, Acuña descartó que se trate de un paro debido al signo político del Gobierno: “No es un paro en contra de nadie, es un reclamo para que cambie la situación y para que con nuestro trabajo podamos ser dignos”.

“La gente estaba pidiendo una acción para mandarle un mensaje a este Gobierno de que tiene que rever esta situación y no hacer cortinas de humo como los diez puntos que hablaban días atrás y quedo en la nada”, dijo Acuña en referencia al acuerdo de diez políticas a largo plazo que Macri propuso a un sector de la oposición.

“Esta CGT tuvo la prudencia necesaria para el diálogo, pero nunca encontramos una respuesta a los pedidos e inquietudes nuestras para mejorar el destino de los argentinos”, concluyó el líder sindical.




Comentarios