El conductor habló de unas imágenes de Sergio Denis antes del accidente y contó una situación personal que vivió años atrás.


Este viernes hubo un momento muy reflexivo en Intrusos. Es que en el programa de espectáculos compartieron imágenes inéditas de Sergio Denis sobre el escenario del Teatro Mercedes Sosa de Tucumán donde tuvo el grave accidente que hoy lo mantiene internado en la clínica de rehabilitación Integral ALCLA.

Tras ver el video, Jorge Rial hizo una profunda reflexión y contó una situación personal que le tocó atravesar: “Vi el video y no veo drogas, veo mucha medicación. Porque me hace acordar a una cosa que alguna vez me pasó a mí también. Algunos estaban acá. Tuve una época en la que me costaba decir palabras porque estaba con un problema….”.

“Y me costaba mucho. Es desesperante. Era igual que él. Para mí no es falopa, para mí es medicación fuerte. Es lógico, así medicado no podés. Yo salí varias veces acá así y me costaba decir algunas palabras. La desesperación que yo tenía era porque veía palabras escritas y sabía que no las iba a poder decir; así que dos segundos antes ponía a trabajar mi cabeza a mil por hora para encontrarles un reemplazo”, dijo el conductor.

Entonces el Intruso contó: “Era terrible. Yo terminaba agotado mentalmente, porque tenía que reemplazar esas palabras y no podía. Sentía que me trababa, es jodido. Lo vi a Sergio igual. Creo que Sergio no estaba en condiciones de salir, de verdad. Uno hace el esfuerzo y lo entiendo porque es un profesional. Yo también salí acá un montón de veces y no tendría que haber estado pero uno sale porque es el laburo y todo. Pero después terminás agotado, mal”.

Jorge comparó su situación con la de Sergio e intentó transmitir lo que se siente en esas circunstancias: “Me lo imagino a él pendiente de la letra, de cantar bien, pendiente de no olvidarse. A mí me pasaba, en esa época hacía Intrusos y Gran Hermano. El día que hacía las dos cosas, terminaba mal. Y a la mañana hacía radio. No daba más. Además uno ya sabe qué palabras puede decir, y lo que más te cansa es la gimnasia de evitar esas palabras. Era terrible”, finalizó.






Comentarios