El exembajador de Cristina Kirchner en el Vaticano solicitó una ampliación en el objeto de la investigación que lleva adelante el juez Ramos Padilla.


El dirigente peronista y abogado Eduardo Valdés pidió que convoquen a declaración indagatoria a las diputadas nacionales Elisa Carrió y Paula Oliveto, en el marco de la causa a cargo del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que investiga una presunta red de espionaje.

En su condición de querellante, Valdés presentó este jueves en el juzgado de Dolores un escrito de 40 páginas en el que solicita dicha citación y una ampliación del objeto de la investigación.

“Hemos comprobado que ellas son las que introdujeron a D’Alessio y a Barreiro en la fiscalía de Bidone“, aseveró en declaraciones televisivas.

También aseguró que tiene pruebas que indicarían la “participación activa” de Oliveto en la liberación de Leonardo Fariña “a partir de los chats y los audios” que presentó Giselle Robles, exabogada del arrepentido Fariña.

Asimismo, en relación a la causa conocida como “Vialidad”, Valdés explicó que intentaron separar a Robles para designar como abogados de Fariña a Rodrigo González y Marcelo D’Alessio “para lograr el objetivo que Fariña acepte declarar en la causa de la obra pública contra Cristina Kirchner”.

“En atención a que el testimonio de Fariña está siendo severamente cuestionado en su rol de imputado colaborador en otras causas, en lo que se está denunciando como una campaña de persecución política-judicial-mediática impulsada contra dirigentes y miembros de la oposición política al oficialismo, la imputada Paula Oliveto deberá explicar el motivo de la extraña y llamativa preocupación por la suerte del mencionado Fariña, y si dicha preocupación tiene vinculación con las conductas desarrolladas por la organización criminal investigada en esta causa”, sentenció Valdés.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios