La Bolsa de Comercio de Buenos Aires abrió en baja y su principal indicador, el Merval, se depreciaba 2,78%.


El dólar avanzó este lunes hasta los $46,38 en el mercado minorista, en medio de otra sesión difícil para los activos argentinos ante el recalentamiento de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China.

La divisa norteamericana saltó 34 centavos y quedó a $44,17 para la compra y a $46,38 para la venta en casas de cambio y bancos, según el promedio oficial del Banco Central.

El dólar mayorista terminó con una ganancia similar, aunque contenida por el accionar oficial: en el sector donde operan grandes empresas y bancos, y donde se define la cotización de referencia para el Central, el billete verde avanzó 30 centavos respecto al cierre del viernes.

Según los analistas, hubo ventas del BCRA en el mercado de futuros para desalentar la ola compradora. “En un escenario internacional complejo, la divisa norteamericana tuvo un ajuste moderado, siempre influido por la presencia oficial en los mercados de futuros”, dijo el operador de cambios Gustavo Quintana.

La tasa cayó por debajo del 72

La creciente presión no evitó que la autoridad monetaria que conduce Guido Sandleris habilite una nueva baja en la tasa de interés de referencia. Ese rendimiento que se define a través de las subastas de Leliq (Letras de Liquidez) cayó por noveno día consecutivo y este lunes perforó la barrera del 72%.

El Central adjudicó letras por un total de $195.711 millones y la tasa promedio de corte se ubicó en el 71,743 por ciento anual.

Los activos argentinos volvieron a exponer su fragilidad en la sesión de hoy debido al recalentamiento de la disputa comercial entre los Estados Unidos y China. Puntualmente, temprano se conoció la decisión del gigante asiático de aplicar más aranceles a los productos estadounidenses.

Las novedades promovieron movimientos de los inversores internacionales, que abandonaron sus posiciones en activos de países emergentes para buscar resguardo.

Ese éxodo generó generó una sangría generalizada de las acciones argentinas que se negocian en Wall Street y, más tarde, se trasladó a los papeles de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, que antes del cierre registraba una baja superior al 3%.

Además, la renovada desconfianza sobre los bonos argentinos (algunos como el AY24 operaban con bajas de 1,33) se reflejaba también en el salto del Riesgo País de la Argentina, que pasada las 16 horas saltaba 3,7%, volvía a superar la barrera de los 900 puntos, y se ubicaba en 932 unidades.






Comentarios