Emilia Clarke fue a ver un partido de los Houston Rockets y no pasó inadvertida por la mascota del equipo.


Un gran momento se vivió en la noche de la NBA. Durante el partido entre Houston y Golden State, ¡apareció la madre de los dragones! Emilia Clarke, Daenerys Targaryen en Game Of Thrones, sorprendió a todos en el estadio. ¡Y le dio vergüenza!

Es que el cuarto episodio de la temporada final de ‘Juego de tronos’ continúa dando de qué hablar, no solo por su espectacularidad, sino por la escena en la que se coló el vaso de un café de Starbucks.

Clutch, mascota del equipo local, comenzó a pasearse por la pista en uno de los descansos mientras llevaba un café en la mano. Al toparse con la actriz, su “sorpresa” provocó que el vaso se le cayera de las manos, parodiando al error de la serie.

Acto seguido, se arrodilló ante Clarke que no pudo contener la risa por el chiste. “Miren quién está aquí, ¡la Madre de Dragones!”, exclamó la voz del estadio, mientras en pantalla aparecía un rótulo con el nombre de la actriz y la larga lista de títulos que ostenta su personaje en Games of thrones.

Este domingo llegará quinto episodio de la última temporada en el que tendrá lugar una de las batallas más esperadas por los seguidores de la serie: las tropas de Daenerys Targaryen se enfrentarán a las de Cersei Lannister.

Mientras que el partido de los Rockets terminó con derrota para el equipo de Houston Rockets 104-107 ante los Warriors.






Comentarios