Al texto de consenso lo firmaron senadores de Cambiemos y del PJ. 


El próximo presidente electo prestará juramento ante los diputados y senadores al mediodía del martes 10 de diciembre y, después, Mauricio Macri deberá entregarle los atributos de mando, bastón y banda, en la Casa Rosada, a menos que ambos acuerden hacerlo en el Congreso.

Así deberá producirse el traspaso de mando presidencial, si resulta aprobada una ley que este miércoles obtuvo dictamen en la comisión de Asuntos Constitucionales del Senado y que, de esta manera, quedó lista para ser tratada en el recinto.

Al texto de consenso lo firmaron senadores de Cambiemos y del PJ. Cristina Kirchner, que en 2015 se negó a entregarle los atributos de mando a Macri, estuvo ausente este miércoles en la reunión de la comisión de Asuntos Constitucionales, que también integra el jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Marcelo Fuentes, quien tampoco se presentó.

(REUTERS/Marcos Brindicci)

El proyecto acordado establece que “una vez realizada la jura” ante la Asamblea Legislativa, “en el mismo día el Presidente saliente le hará entrega de los atributos de mando al presidente electo en un acto en la Casa de Gobierno, salvo que ambos, de común acuerdo, convengan que se realice en el Congreso“.

Para no entregarle los atributos de mando a Macri, Cristina Kirchner argumentó que su sucesor se había encaprichado con que esa ceremonia se hiciese en la Casa Rosada, y no en el Congreso, como sostenía ella, pese a que en los últimos 36 años de democracia sobraban ejemplos de entrega de bastón y banda presidencial en la Casa Rosada. Por ejemplo, Raúl Alfonsín y Carlos Menem.

(EFE/David Fernández)

El proyecto acordado en el Senado le da la razón a la postura de Macri por sobre la justificación de Cristina, quien en su último libro, Sinceramente, admitió que no entregó los atributos a su sucesor para evitar lo que consideraba una “rendición” ante un adversario político.

“Muchas veces, después del balotaje, pensé en eso que finalmente no se dio: yo, frente a la Asamblea Legislativa, entregándole los atributos presidenciales a… ¡Mauricio Macri! Lo pensaba y se me estrujaba el corazón. Es más, ya había imaginado cómo hacerlo: me sacaba la banda y, junto al bastón, los depositaba suavemente sobre el estrado de la presidencia de la Asamblea, lo saludaba y me retiraba. Todo Cambiemos quería esa foto mía entregándole el mando a Macri porque no era cualquier otro presidente. Era Cristina, era la “yegua”, la soberbia, la autoritaria, la populista en un acto de rendición”, dice la senadora por la provincia de Buenos Aires en su libro.

¿Qué dice el proyecto?

La ley tiene por objeto regular el período de transición del gobierno en el ámbito del Poder Ejecutivo nacional, de modo que el texto no se ciñe a la entregra de los atributos de mando.

El período de transición del gobierno, según la iniciativa, comprende “todas aquellas acciones que resulten necesarias para facilitar el cambio de la administración, particularmente, el suministro a las autoridades electas de toda la información sobre el estado de situación del gobierno”.

Este período de transición se inicia el día de proclamación de la fórmula presidencial ganadora, por parte de la Asamblea Legislativa y finaliza el día de la asunción presidencial del nuevo mandatario, que será el 10 de diciembre a las 12 del mediodía.

BUENOS AIRES (ARGENTINA), 10/12/2011. La presidenta argentina, Cristina Fernández, saluda hoy, sábado 10 de diciembre de 2011, en el Congreso Nacional Argentino en Buenos Aires luego de recibir el bastón de mando para iniciar su segundo mandato presidencial. EFE/Presidencia/SOLO USO EDITORIAL
buenos aires cristina fernandez asuncion segundo periodo presidencial presidenta saluda en el congreso nacional ceremonia asuncion presidenta argentina

El encargado de llevar a cabo la transición será el jefe de Gabinete. En este caso, si se aprueba la ley y no hay cambios de Gabinete hasta diciembre, será Marcos Peña.

Este funcionario, el hombre de mayor confianza de Macri, deberá “convocar a los representantes del gobierno saliente y del gobierno electo a las reuniones que ambas partes crean necesarias para facilitar la transición” y “velar por el cumplimiento de todos los actos simbólicos de entrega de mando de conformidad con los usos, costumbres y protocolo vigentes”.

También, deberá “poner a disposición del Presidente electo de la Nación la memoria detallada del estado de la Nación y el Informe de Gestión dentro de los cinco (5) días de la proclamación de la fórmula presidencial ganadora por la Asamblea Legislativa“.

Además, al sucesor de Macri deberá entregarle un “informe de gestión” que deberá ser refrendado por los ministros, en el que se detallen “la nómina de autoridades y personal de la planta permanente y transitoria u otra modalidad de contratación” del Estado y “la ejecución presupuestaria de cada uno de los ministerios, instituciones, empresas y entes, y las últimas auditorías realizadas a cada uno de estos.

Además, “la situación de todos los procesos judiciales”, las “contrataciones públicas, licitaciones, concursos y obras públicas”, un “inventario de bienes” y el “detalle de la deuda pública El incumplimiento de esta ley, según el proyecto, importará incumplimiento de los deberes de funcionario público, delito del Código Penal, “con independencia de las responsabilidades administrativas, civiles y penales que pudieran corresponder”.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios