El deportista amateur de 27 años había estado en un partido por el día del Trabajador. Su corazón sufrió una alteración grave del funcionamiento.


Un joven que había terminado de jugar un partido de fútbol tomó agua helada y murió de un paro cardíaco fulminante. La víctima tenía 27 años y era jugador amateur del Club Los Rangers en Piura, Perú.

Según informó el medio peruano Peru21, Ludwin Flores Nole llegó a casa luego del encuentro y decidió tomar algo. Su mujer relató que el hombre caminó hasta la heladera y bebió un vaso de agua muy fría. A los pocos minutos comenzó a sentirse mal.

Con un fuerte dolor en el pecho y dificultad para respirar, Ludwin y su mujer decidieron ir al hospital, pero en el camino el futbolista se desmayó y fue declarado muerto. “El médico nos dijo que había sufrido un paro cardiorrespiratorio fulminante debido a que tomó agua demasiado fría mientras el cuerpo se encontraba caliente”, explicó la esposa.

Esto se conoce como “corte de digestión” y es inusual que se dé por tomar agua helada. El agua, al entrar en contacto con el cuerpo del joven, provocó un reflejo cardiovascular de causa nerviosa que llevó a una alteración del ritmo cardíaco.


En esta nota:

Mundo Deportes Perú Salud




Comentarios