Este miércoles llegan Werner y Cardarelli al país.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) iniciará este miércoles la cuarta revisión de la economía argentina en el marco del acuerdo de crédito por 56.300 millones de dólares a 36 meses.

El organismo multilateral de crédito enviará una misión similar a las tres anteriores, liderada por Alejandro Werner, director para el hemisferio occidental del FMI, y Roberto Cardarelli, jefe de la misión técnica del organismo para la Argentina.

En esta nueva misión, los funcionarios internacionales se reunirán con funcionarios del Gobierno de Mauricio Macri y una vez más con dirigentes de la oposición, y sumarán a sectores empresarios.

Cardarelli y Werner llegarán a la Argentina un día después de que la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, haya advertido que las que diferencias comerciales entre los Estados Unidos y China ponen en riesgo panorama económico a nivel mundial.

La cuarta revisión de la economía argentina se dará después de que los indicadores de actividad como la industria y la construcción volvieran a mostrar retracción en el tercer mes del año, según los datos publicados el lunes por el Indec.

Además, el escenario de revisión que encontrarán a Cardarelli y Werner tiene al Gobierno intentando acercar posiciones con la oposición política de cara al futuro, con el objetivo principal de despejar dudas sobre el pago de la deuda.

Hoy el Fondo Monetario Internacional es el principal acreedor de la Argentina y la oposición le pide a Macri que renegocie antes de las elecciones con el organismo para estirar los plazos de repago del préstamo Stand-By.

Así como la oposición, el Fondo también tiene dudas. Werner mostró su preocupación al admitir que la transición de la economía llevada adelante por el kirchnerismo en la Argentina a una más orientada al libre mercado está mostrando ser “más compleja de lo previsto”.

En una conferencia en la cámara de Comercio en Lima, Perú, el director del Hemisferio Occidental del organismo dijo que “la transición de Argentina de una economía muy controlada a una más orientada a los mercados libres está demostrando ser más compleja de lo previsto”.

Según reportó la agencia Bloomberg, Werner señaló que si bien las medidas para controlar la inflación y equilibrar las cuentas públicas dieron como resultado varios trimestres de contracción económica, él espera que “el crecimiento empiece a ser positivo a partir del segundo trimestre”.






Comentarios