El conductor contó que trabaja en espectáculos a cambio de mercadería para poder llenar la heladera de su casa.


La Tota Santillán le abrió las puertas de su casa a Confrontados (El nueve) y generó preocupación por su situación personal. El histórico presentador de Rodrigo Bueno y conductor estrella de la movida tropical, lleva algunos años tratando de superar sus problemas de salud y con falta de trabajo.

“Hago lo necesario, me compro lo justo, un churrasco, una milanesa”, contó Santillán en un móvil desde el departamento de dos ambientes que alquila por 12 mil pesos en Morón, la zona Oeste del Gran Buenos Aires. “Con un amigo hago cosas. Es una especie de trueque. Lleva mercadería y trabajo en alguno de sus espectáculos que él me dice”, explicó.

El exparticipante de Cuestión de Peso abrió la alacena de su cocina para mostrar que solo tiene yerba y galletitas y la heladera, donde había: un limón, agua, leche y queso.

A su vez, la Tota contó cómo hace para hacerse cargo de la manutención de sus hijas. “Estoy pagando parte de la cuota alimentaria y la obra social para mis hijas, porque sin ella no pueden estar. Trato de llevar el pan a la mesa, pero es muy difícil’’, aseguró.

En abril de 2018, el conductor ya había preocupado a sus seguidores después de ser internado de urgencia en Mar del plata tras sufrir un episodio de alienación, provocado por insomnio y su obsesión con el trabajo, según contaron los médicos. En aquel momento, su hijo “Coco” reveló que notó en su papá una actitud agresiva y pensamientos suicidas, por lo que decidió internarlo.

En 2017 el conductor televisivo y radial fue detenido acusado de intentar llevarse mercadería sin pagar de un local de indumentaria de Vicente López (FOTO: DYN/GENTILEZA)




Comentarios