Ocurrió en un partido de la Liga de Escocia. Allan McGregor golpeó al delantero Marc McNulty y luego se tiró al piso.


En el Ibrox Stadium de Glasgow, Escocia, tuvo lugar un llamativo episodio a minutos del final del partido entre el Rangers y el Hibernian, por la segunda fase de la Scottish Premiership. El arquero del equipo local, Allan McGregor, protagonizó una de las patadas más desleales de este querido deporte.

Le pegó una patada por la espalda a su rival y simuló una lesión para que no lo echaran (Foto: web)

El encuentro estaba llegando a su fin y los dirigidos por Steven Gerrard vencían por 1-0 a su rival. Sin embargono, McGregor -quien también juega en la selección nacional- no pudo contener sus malas intenciones y le lanzó una patada por la espalda al delantero contrario, Marc McNulty.

Lejos de hacerse cargo del error, el arquero británico de 37 años se tiró sobre el césped y comenzó a tomarse el tobillo para simular una lesión, y así evitar la tarjeta roja. El árbitro no creyó su actuación, y finalmente lo expulsó.

Le pegó una patada por la espalda a su rival y simuló una lesión para que no lo echaran (Foto: web)

Un compañero suyo tuvo que sustituirlo ya que no tenían más cambios. Finalmente, el Rangers pudo mantener la ventaja que había conseguido a los 41 minutos con el tanto de Jermain Defoe y se quedó con el triunfo.

¡Mirá el video de la patada!






Comentarios