Los cuatro individuos detenidos días atrás en la ciudad de Brinkmann por organizar e incitar las denominadas fiestas clandestinas, fueron trasladados a la cárcel de la ciudad de San Francisco, los mismos están acusados de violación a medidas contra la epidemia, resistencia a la autoridad y desobediencia a órdenes judiciales.

Recordamos que las detenciones se formalizaron en un operativo del que participaron efectivos de la policía local, personal de infantería, policía Federal, logrando la captura de un hombre de 43 años de edad, a quien se le secuestraron elementos utilizados en los eventos, como equipos de sonido entre los que se encontraban una consola y siete parlantes. También se detuvo a tres hombres de 30, 27 y 20 años, todos en domicilios diferentes de la misma ciudad.

En el operativo policial participó la policía de Córdoba y Federal.prensa policial

Los operativos llegaron como resultado de semanas de trabajo de investigación que aporto pruebas como publicaciones en redes sociales, videos, fotografías, entre otros elementos que fueron llevando a los pesquisas, a identificar a los finalmente detenidos.

En este contexto, se labraron 50 multas a personas que fueron individualizadas dentro de la investigación como participes de los eventos, según indicaron desde la justicia, podrían ordenarse otras acciones en referencia a éste tipo de hechos