Los "cazatormentas" están distribuidos en distintas zonas. Intentan ratificar o rectificar el origen de las tormentas más grandes del país. 


El “Proyecto Relámpago” fue presentado en sociedad en junio de este año. Se trata de un ambicioso trabajo que cuenta con el apoyo del CONICET, y en el que trabajan científicos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN),  el Centro de Investigación del Mar y la Atmósfera (CIMA) de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, y de la Universidad Nacional de Córdoba.

Central de Monitoreo ubicada entre Lozada y Monte Ralo

En él se intenta estudiar el origen de las fuertes tormentas que ocurren en nuestro país, y que parecieran tener origen en Córdoba y Mendoza; pero más específicamente en esta zona de la provincia.

Debido a ésto se instaló entre la localidad de Lozada y Monte Ralo una Central de Monitoreo (que aún está en construcción) y a la quelos profesionales asisten a verificar los resultados de los “cazatormentas”, dispositivos que fueron distribuidos en distintas zonas del Departamento. 

Central de Monitoreo ubicada entre Lozada y Monte Ralo

Los “cazatormentas” se usan para medir presión de aire, humedad y otros detalles inherentes al clima.

Desde la Policía solicitan a la gente que “no los toque, ya que están colocados en espacios libres y a la vista de todos”, subrayó el Jefe de la Departamental, Comisario Mayor Carlos Destéfani.






Comentarios