Martha Moreschi recibió una medalla que la destaca entre más de 900 trabajos de todas partes del mundo. 


La reconocida fotógrafa altagraciense Martha Moreschi fue premiada en un salón de Turquía, que tiene el Patrocinio FIAP (Federación Internacional de Arte Fotográfico). Obtuvo Medalla de Bronce en la sección Temática Creativa, quedando de esta manera entre 977 trabajos que llegaron de 310 autores diferentes de distintas partes del mundo. 

No es la primera vez que Moreschi participa en ese Salón. En 2016, por ejemplo, fue seleccionada otra obra creativa (mi-re-sol). “Es una sensación muy linda poder lograr que lo que una hace, como forma de expresión, y de manera tan constructiva quede al lado de fotografías de autores muy destacados en los circuitos internacionales. Me da un orgullo especial, y más hablando en términos artísticos”, señaló la artista a Vía Alta Gracia. 

Desde el 2011 ha venido participando en actividades más abiertas, en distintos salones y concursos. Hace poco tuvo el puesto 12 en “El Foton 2018”, concurso internacional de Página web, y ha tenido, además, premios en otros países, como así también fotografías finalistas.

Sus comienzos en el arte de la fotografía se vieron reflejados en su madurez, más allá de que el amor por esta técnica de expresión venía ya de años anteriores: “En la fotografía comencé de grande, quizás porque antes no se tenían recursos tan accesibles como ahora. En 2001, de una pocket pasamos a una cámara analógica, la cual comencé a conocer y utilizar de a poco; mucho me orientó Adriana Venturini, colega y docente de fotografía. Así que en cada rollo de fotografía, siempre hacía alguna toma que era una búsqueda y algo diferente a los registros familiares, y de esa manera aprendí la parte técnica“, cuenta. 

“Los tiempos y responsabilidades sólo permitían eso. En 2008 tuve que alejarme de las actividades habituales, por cuestiones de salud, y me sirvió de mucha ayuda mi afecto por el mundo de las imágenes para poder ocupar mi tiempo y ayudar a mi mejoría. Es así que en 2009 me animo y comienzo a interactuar en espacios virtuales, y de a poco, a intentar aprender, pero siempre dejando fluir, valorando el importante hecho de que la fotografía es mi cable a tierra, y tanto desde el momento de la toma, en unas u otras situaciones como en el momento de la elección y retoque de alguna de ellas; y hasta el momento de la elección de compartirla, y ex-ponerla, que sea siempre un disfrute, que si me da como valor agregado una satisfacción más, me sorprenda y me ponga, felíz”, agrega.

La fotógrafa local ha tenido bastantes alegrías en el rubro.  Conquistó premios, medallas y menciones, en Argentina, Montenegro, España, India, Serbia, “y lo que más me agrada es que no solamente corresponden a espacios federativos, sino también a otros que representan otras opciones menos ortodoxas en la fotografía”, cierra. 






Comentarios