El hijo de Georgina Contreras tiene discapacidad motriz. Cada vez que necesitan estacionar su vehículo para que el niño ingrese o egrese de la escuela, el espacio reservado está ocupado.


Georgina Contreras, vecina de Alta Gracia y madre de un alumno de la escuela Comandante Espora, llegó a una situación límite y decidió hacerlo público. Su hijo padece de discapacidad motriz, por lo que camina con la ayuda de un andador y cada vez que asiste al establecimiento educativo se enfrenta ante la falta de respeto de otros padres o vecinos ya que no respetan el estacionamiento reservado y la rampa para personas con discapacidades.

En una nota exclusiva con el Noticiero de Canal 2, Georgina Contreras manifestó “No tengo lugar para estacionar, tengo que dar treinta vueltas, bocina, bocina, bocina, porque me ocupan el lugar y tengo que estar pasando vergüenza con mi nene porque me ocupan el lugar que es para discapacitados”.

A lo que explicó “Tengo la oblea que a mí me habilita a estacionar en el lugar, está el cartel y está pintada la calle. Mi hijo es discapacitado motriz, él camina con un andador, él no puede hacer más que éste trayecto, el tramo de la escuela hasta la calle. No puede caminar una o dos cuadras”.

La periodista le consultó si ocurre lo mismo con la rampa, a lo que la madre respondió “Pasa lo mismo, acá estacionan como si fuese un estacionamiento de motos, los autos también. Las pocas veces que hice que venga el policía de tránsito, corre a la gente de acá, pero la gente insulta al policía de tránsito”.

Luego relató que “Hace cinco años que vengo acá y la gente que a veces estaciona acá no es gente que me conoce desde ahora, ósea a Facu lo conocen hace cinco años, él anda con su andador y todos saben la dificultad que tiene, eso molesta, la falta de empatía”.




Comentarios