La normativa establecía la "prohibición de realizar nombramientos y contrataciones permanentes o provisorias de familiares, por consanguinidad o afinidad, en la administración pública municipal".


El pasado 30 de octubre el Concejo Deliberante de la ciudad de Alta Gracia, aprobó por mayoría la ordenanza Nº11.334 “Código de Ética en el Ejercicio de la Función Pública Municipal”, sin embargo no podrá ponerse en ejercicio, ya que éste martes el Intendente Facundo Torres, a través de un decreto, vetó la normativa.

El decreto manifiesta “Que a través del plexo normativo, el cuerpo legisferante modifica la Ordenanza Nº6.196 – Código de Ética en el Ejercicio de la Función Pública Municipal, estableciendo la prohibición de realizar nombramientos y contrataciones permanentes o provisorias de familiares, por consanguinidad o afinidad, en la administración pública municipal”.

Torres justificó el veto expresando “que al llevar adelante la dirección de una Ciudad, Provincia o País, se hace necesario contar con personas de suma confianza del gobernante de turno, con la capacidad e idoneidad necesarias, hecho que puede verse plasmado en la realidad en cualquiera de los tres ámbitos mencionados”.

En sólo 90 días, el Intendente Municipal vetó 4 normas sancionadas por el Honorable Concejo Deliberante. Cabe recordar, que en el año 2018 expresó a los medios locales que “jamás veté una ordenanza y no lo voy a hacer, eso es antidemocrático”.

Alta Gracia: decreto del Intendente Facundo Torres.




Comentarios