El caso es de la ciudad de Alta Gracia. La victima tiene 16 años.


La Fiscalía de la ciudad de Alta Gracia elevó a juicio el caso del hombre de 29 años que abusó en reiteradas ocasiones a la hija de su pareja, y que por causa de ello la dejó embarazada. La imputación que se le dio es: “Abuso Sexual doblemente calificado, por la condición de guardador y convivencia preexistente, en concurso ideal y Promoción a la Corrupción de Menores Calificada”.

Cabe destacar que el acusado se encuentra detenido en la cárcel de Bouwer, desde poco tiempo después que fue denunciado por la madre de la víctima.

El caso sucedió entre el 2017 y 2018, en la vivienda en la que compartía toda la familia junto al acusado, en la zona sur de Alta Gracia. Allí cada vez que la madre se retiraba a trabajar, el padrastro manipulaba a la joven con que iba a matar a su familia para poder ejecutar los abusos.

La víctima confesó que el padrastro la amenazaba constantemente con frases como “Si hablas, voy a llevar a tu mamá al cementerio, los voy a matar a todos”, agregando “Te amo, yo te quiero a vos”, con las que lograba someterla.

Al poco tiempo, la adolescente quedó embarazada, producto de las violaciones que le practicaba el victimario, que al enterarse le aclaró que no lo iba a tener, y así en varias oportunidades la golpeaba o se paraba sobre su panza para forzar el aborto.

La madre comenzó a notar a la muchacha triste y extraña, por lo que comenzó a indagar, hasta que su hija le confesó la verdad y de manera inmediata se realizó la denuncia.

En ese momento el padrastro fue acusado de “Abuso Sexual con acceso carnal doblemente calificado, por la condición de guardador y convivencia preexistente”, que luego fue ampliada.

Cuando fue llamado a declarar, se negó, aunque a pesar de ello tanto testimonios como pruebas de ADN lo responsabilizaban de los hechos.

La pena que puede obtener va de los 10 a los 20 años de prisión conforme a las acciones, el daño y peligro causado. 

Nota: la identificación tanto de la víctima como del victimario se preservan, al fin de proteger la victima por ser menor de edad.

Fuente: Mi Valle.​






Comentarios