Cordobeses participaron del Mundial de Canicross



Diego Sánchez y María Aráoz, junto a sus compañeras Herica e Indiana (la única perra mestiza del certamen) vivieron una experiencia inolvidable.

Por Gabriela Martín.

Conjugaron dos de sus pasiones y los resultados los desbordaron de emoción. A Diego y María les gusta realizar actividad física y el running es una de las maneras de “despuntar” el vicio. Pero ellos no lo hacen solos; en cada entrenamiento o en cada carrera están acompañados por Herica e Indiana, dos perras que se han convertido en fieles compañeras de aventura.

Así, entre andanza y andanza, los cuatro tuvieron la oportunidad de participar en el Mundial de Canicross, desarrollado en Polonia. Una experiencia increíble, que les permite seguir soñando con el crecimiento de esta actividad en Córdoba.

“Esta es la primera vez que participamos de un evento de este tipo y la verdad es que fue una experiencia increíble. Nosotros somos amateurs y nos iniciamos en esta disciplina solamente por el amor de compartir tiempo con el perro. De repente, descubrirse en un Mundial, con una competencia de muy alto nivel, fue una sensación impresionante”, explica a Tu Día Diego Sánchez, responsable de la iniciativa Can Run en Córdoba.

Tanto él como su esposa María Aráoz consiguieron la clasificación en el Sudamericano de Chile y no dudaron en escuchar a quienes insistían con que no debían perderse la oportunidad de participar en el más alto nivel de competencia.

Ante la ausencia de sponsors, la ayuda de amigos y familiares fue trascendental para que los cuatro pudiesen viajar. “Teníamos la posibilidad de viajar solos (sin las perras) y que allá nos prestaran dos animales, pero la verdad es que eso no nos llenaba el alma y no representaba nuestra lucha por la incorporación de los perros a la actividad diaria de las personas”, indica Sánchez.

Una tarjeta prestada para sacar los pasajes y una choripaneada para recaudar fondos permitió cumplir el sueño mundial. Diego junto a Herica y María, en dupla con Indiana, fueron los únicos representantes argentinos en Polonia. Un viaje del que trajeron los mejores tiempos personales, pero también la membresía internacional de la Federación Internacional. Como si todo esto fuera poco, Indiana se convirtió en la primera mestiza (o perra callejera) en participar de un certamen de este tipo.

“Indiana es una especie de labrador con mezcla de otras razas. En el Mundial se ganó la simpatía de todos. Se acercó a los jueces para que ellos la acariciaran. Además, la gente valoró el esfuerzo que hicimos y que una perra de la calle, que no fue preparada para esto sino que es nuestra compañera de aventuras, esté ahí corriendo”, agrega.

Y cierra: “Desde que ganamos las dos plazas en el Sudamericano fue una experiencia que no se puede explicar. En este certamen se nos cayeron varias lágrimas, pero lo disfrutamos muchísimo. No nos importó la carrera en sí, pero fue importante para nosotros poder estar y disfrutar. Si bien hicimos nuestros mejores tiempos, lo más lindo fue estar presente; escuchar que nos presentaran mencionando a Argentina y que la gente de otros países nos alentara al vernos pasar”.

Con peso internacional

Actualmente, la agrupación Can Run pertenece a la Federación Internacional y el deporte tiene un peso importante a nivel mundial.

Desde distintos ámbitos se está trabajando para que sea considerado entre los deportes olímpicos. Para poder ser parte de ese grupo de privilegio, la disciplina debe incluir la habilidad humana. Y la tiene.

En esta actividad se logra una simbiosis en el que el humano pasa a ser dos patas más del perro. La persona debe volar a la par del animal; algo que también se hace en el bikejoring (el humano en bicicleta).

La próxima meta que se fijó este grupo de cordobeses es la de seguir educando respecto del trato a los animales. Lograr que las personas sumen a sus perros como compañeros de aventura, que tomen conciencia y adquieran la responsabilidad de correr con ellos.

“Hay que entender que los perros no son objetos que dejas en tu casa y ellos se quedan felices. Los animales son felices cuando están en manada o cuando comparten aventuras. Lo competitivo viene solo. Hay que seguir laburando mucho para volver a participar en un mundial y llevar más gente, pero se va a dar si crecemos como sociedad y buscamos el bienestar del perro. Todo esto lo queremos formalizar con la conformación de la Asociación Cordobesa”, relata Diego Sánchez.

De primer nivel

En el Mundial de Polonia, tanto el corredor como el perro, fueron sometidos a controles antidoping. En el certamen se puso especial énfasis en el respeto del reglamento. Participaron 30 países, 500 atletas y 1200 perros, todos bajo la misma filosofía.

Mirá también: Qué es el canicross y dónde se practica en Córdoba

Mirá también: Cómo cuidar a tus mascotas del calor