La adolescente de 16 años fue asesinada en 2016. Ahora, entraron a robar a la casa de su padre y se llevaron los únicos recuerdos.

El padre de Micaela Ortega, la nena de doce años que fue encontrada asesinada en mayo de 2016 en la ciudad de Bahía Blanca tras permanecer durante un mes desaparecida, denunció que entraron a robar a su casa y se llevaron una computadora que pertenecía a la chica y que contenía recuerdos de ella.

Claudio Ortega se lamentó porque perdió una notebook en la que había fotos, videos y charlas de la niña que fue hallada asesinada el 28 de mayo de 2016.”El tema de la computadora me afectó muchísimo, porque lo que tenía ahí no lo voy a poder recuperar nunca más”, expresó Ortega.

Micaela había desaparecido el 23 de abril pasado y tras una intensa búsqueda, su cuerpo apareció con las manos atadas en un descampado de Ingeniero White. Mientras se iniciaba la búsqueda, fue detenido Jonathan Luna, de 26 años, quien confesó la autoría del crimen antes del hallazgo del cuerpo. Luna, oriundo de Tucumán, tenía pedido de captura en Río Negro, ya que estaba preso en un Penal de General Roca por robo y en una salida transitoria con la que fue beneficiado no volvió a la cárcel.