Los mismos son organizados de manera conjunta entre la Municipalidad y las juntas vecinales.


Comenzó a implementarse el programa “Quiero un oficio” en Viedma, en los mismos hay más de 600 inscriptos entre jóvenes y adultos. Se brindan capacitaciones enfocada en distintos rubros. 

Las actividades se realizan en el salón del Núcleo de Inclusión y Desarrollo de Oportunidades (NIDO) del sector Nehuén del barrio Mi Bandera y en algunas juntas vecinales, según informan desde la Municipalidad.

“La oferta de talleres es amplia y diversa, acorde a las necesidades de cada sector de la ciudad”, señalan.

Quienes asistan podrán participar de capacitaciones de peluquería, diseño de indumentaria, construcción en seco, pastelería, panadería, modo y atención al público, depilación, manicuría y embellecimiento de pies, operador básico de PC, cosmetología, instalaciones sanitarias y conexiones cloacales, corte y confección, montador electricista, reparación de celulares, entre otras propuestas más.

Las autoridades municipales trabajan en conjunto con las juntas vecinales “ya que son los que aportan la información sobre las demandas de los vecinos de cada sector”.

El programa es impulsado desde la Subsecretaría de Desarrollo Comunitario, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Humano y tiene como objetivo “generar iniciativas que permitan fomentar la inserción laboral, aumentar las condiciones de empleabilidad y animar a jóvenes y adultos a generar iniciativas que permitan solucionar el déficit económico en el hogar“.






Comentarios