Aconsejan no acercarse ya que el animal puede reaccionar de manera agresiva. 


A la tarde del domingo, cuando el termómetro marcaba por encima de los 35°, y las playas de La Lobería estaban repletas de gente, una sorpresa alertó a las personas, un lobo marino estaba entre ellos. 

El detalle estaba en que las personas están acostumbrados a poder observarlos constantemente en el agua, a metros de la orilla, e intentan persuadirlos con aplausos para lograr algún tipo de contacto con el animal, pero este caso fue particular. 

Ante esto, muchos se acercaron a saludar al animal, lo cual no es recomendable ya que el mismo puede reaccionar de manera agresiva 

Por su parte, desde la guardia de seguridad advirtieron que la fauna silvestre puede ser agresiva y contagiar enfermedades, y siendo que el animal puede volver a aparecer en la playa, se aconseja mantenerse alejados, tanto las personas como las mascotas; y además se debe dar aviso a las autoridades cuando se vean varios ejemplares juntos, heridos, enredados, muertos, o acosados por perros, personas o vehículos.






Comentarios