El ministro de Gobierno afirmó que el congelamiento de precios generaría pérdidas de dinero a las provincias productoras.


El gobierno de Río Negro, Alberto Weretilneck impulsa que se revean los impuestos nacionales que regulan el precio en dólares de los combustibles, para que ese valor no se incremente y el esfuerzo económico sea equitativo entre Nación y provincias, tras el congelamiento de los precios dispuestos por el Poder Ejecutivo Nacional.

“Con esa medida, el esfuerzo es sólo de las provincias productoras de petróleo y en realidad hay que hacer eje en quién se pretende que pague por estas cosas”, señaló el ministro de Gobierno rionegrino, Luis Di Giácomo.

“Nadie está en desacuerdo en que se ponga un freno a la inflación así como tampoco nadie se va a oponer a que determinados sectores no tengan que pagar el IVA, pero nos parece que esta es una medida de carácter electoralista que busca congraciarse con determinados sectores de la población”, remarcó el actual candidato a diputado nacional de Juntos Somos Río Negro (JSRN).

Para Di Giácomo, el decreto de necesidad y urgencia “es una medida unilateral e inconsulta que provoca un perjuicio a las provincias productoras de petróleo, en el marco de una crisis económica que según señaló “no fue provocada por los estados provinciales”.

Di Giácomo dijo que “nosotros vamos a tratar de que esto cambie, o sino también está el Poder Judicial, pero ojalá que esto se pueda resolver en términos de acuerdos discutidos entre pares, porque además debemos estar atentos a que las medidas que se instrumentan por 30, 60 o 90 días no se transformen en medidas que no se levantan más”.

Finalmente expresó que los gobernadores en general no son los causantes de esta crisis” y destacó que “fueron ellos los que a lo largo de todos estos años “acordaron una serie de medidas por consenso”.





Comentarios