Dos de ellos fueron sustraídos por presencia de alcohol en sangre superior a lo permitido, mientras que el otro fue por falta de papeles.


La Municipalidad de Viedma, junto a la Policía de Río Negro, continúa trabajando en operativos de seguridad vial. En esta ocasión, cuatro automóviles fueron retenidos.

De ese total, dos fueron retenidos por presentar alcoholemia positiva y otros dos, por falta de licencia y seguro, informaron desde el sitio del municipio.

La normativa vigente establece multas que van desde los 17 mil a 21 mil pesos por conducir cualquier tipo de vehículo con una alcoholemia superior a lo establecido por el Código de Tránsito, o negarse a realizar el test de alcoholemia.

Los autos son depositados en dependencias de la policía rionegrina a disposición del Juzgado Municipal de Faltas, a la espera de ser devueltos a sus propietarios y/o responsables de estos, quienes deberán concurrir para efectuar el descargo correspondiente, acreditar la documentación del vehículo, abonar la multa pertinente, más los gastos de estadía y el traslado para que el juez proceda a su devolución.






Comentarios