Por segundo año consecutivo, el buque antártico peruano BAP Carrasco, hace una recalada estratégica en el puerto de Ushuaia.


Con motivo del arribo, el presidente de Poder Legislativo vicegobernador, Juan Carlos Arcando visitó el navío junto al comandante del Área Naval Austral, contralmirante Eduardo Traina; el jefe de la Prefectura, prefecto Principal Oscar Panozzo, autoridades del puerto capitalino y funcionarios provinciales. “La capital fueguina nos ha brindado el apoyo y todos los servicios que requerimos” dijo el comandante Benavente.

Durante la visita, integrantes de la Armada peruana explicaron el funcionamiento y las herramientas tecnológicas con las que cuenta el “buque oceanográfico con capacidad polar más moderno de su clase en la región del Pacífico. Cuenta con moderna infraestructura y equipos en el laboratorio de levantamientos hidrográficos, para el proceso de evaluación de datos batimétricos; laboratorio de química, para el estudio de las muestras; laboratorio húmedo y seco y laboratorio de oceanografía y geología marina”, entre otros.

BAP CARRASCO

“Es una plataforma científica y logística que permite a Perú poder cumplir con sus compromisos de la comunidad antártica. Por su capacidad y autonomía es idóneo, para la navegación en aguas internacionales y antárticas, al tener una capacidad para 110 personas y con autonomía de 51 días”, se desprende del sitio oficial del BAP Carrasco.

El Vicegobernador se mostró congratulado “por esta nueva visita de la nave antártica tan importante, para la Armanda y el pueblo hermano de la República del Perú”. Además, dijo que comunicó “a las autoridades, que es significativo tener en cuenta al muelle capitalino como puerta de entrada a la Antártida, en relación a la capacidad logística y su proximidad con la península”.

BAP CARRASCO

Calificó la visita del Vicegobernador y de autoridades de la Armada Argentina como “muy importante e interesante”, ya que a partir del conocimiento de las capacidades del buque, “seguramente entre el Instituto Antártico Argentino y la Cancillería peruana, se podrían hacer trabajos entre ambos países”.

En este sentido aseguró que “nosotros siempre consideramos un punto de recalada en Ushuaia, para presentar los trabajos que hemos hecho, establecer relaciones con nuestros pares argentinos de la Armada y Prefectura Naval, y también mostrar los trabajos que hacemos en el buque como Armada peruana”.

BAP CARRASCO

Por último, el oficial de la Armada peruana contó que “somos 70 tripulantes y 40 investigadores. Ushuaia es un punto de recalada en nuestras navegaciones, ya lo hemos considerado así el año pasado, y este año también venimos a recalar. La capital fueguina nos ha brindado el apoyo y todos los servicios que requerimos”, concluyó.






Comentarios