Las elecciones provinciales en Tierra del Fuego se realizarán entre mayo y julio de este año, separadas entre tres y cinco meses de las presidenciales del 27 de octubre


En rigor, el desdoblamiento de los comicios locales respecto del calendario nacional no es una opción en el distrito: el artículo 202 de la Constitución fueguina dispone que las elecciones generales en ningún caso podrán coincidir con las nacionales, y que, además, deberán anticiparse por lo menos en tres meses.

Ante este panorama, la gobernadora Rosana Bertone podría convocar a la elección donde se pondrá en juego su propia reelección en el cargo, como máximo el domingo 21 de julio. Sin embargo, la mandataria negocia con los intendentes de los tres municipios fueguinos, en especial con el Tolhuin (PJ) Claudio Queno y el de Ushuaia (FpV) Walter Vuoto, la posibilidad de unificar la fecha de los comicios provinciales con los municipales.

Como cada municipio tiene autonomía para convocar en fechas diferentes, los fueguinos podría llegar a tener ocho comicios distintos: tres municipales (Ushuaia, Tolhuin y Río Grande) dos provinciales (en caso de balotaje), las PASO nacionales y dos presidenciales en caso de que haya segunda vuelta.

Según fuentes del gobierno provincial, Bertone prefiere que se unifique la elección provincial con las municipales para alguna fecha de julio. En cambio, voceros del municipio de Ushuaia sostienen que ellos prefieren votar en mayo, antes de las dificultades que supone la temporada invernal para la zona.

Desde el entorno de Bertone deslizaron que la gobernadora se tomará hasta el último día para hacer el anuncio, y que incluso podría realizarlo recién el 1 de marzo, durante la apertura del año legislativo.

El vicegobernador Juan Carlos Arcando comienza a mostrar sus intenciones como candidato a la Intendencia de Ushuaia, siendo muy reconocido y respetado politicamente en la ciudad. Por su parte el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, no descarta hacer un anuncio en las próximas horas si no prosperan las tratativas con el gobierno.

A su vez el intendente de Río Grande (Forja) Gustavo Melella, juega sus propias fichas: no tiene contacto con el gobierno provincial porque él mismo será candidato a gobernador por la oposición y deberá aguardar el anuncio de Bertone, además de fijar la fecha para los comicios municipales en su ciudad.

Con todo, es un hecho que Tierra del Fuego renovará la totalidad de sus autoridades (gobernador y vice, 15 legisladores, tres intendentes y 19 concejales) entre mayo y julio de este año, un trimestre antes de renovar las bancas de tres senadores y tres diputados nacionales, y de votar para elegir al Presidente.






Comentarios