El Vicepresidente del Banco Tierra del Fuego (BTF), Gabriel Clementino, disparó contra comercios y locales gastronómicos


El Vicepresidente del Banco Tierra del Fuego (BTF) Gabriel Clementino criticó a los comerciantes de Ushuaia y salió a pedir que los mismos “tienen que ponerse a la altura de las circunstancias”, luego de que turistas encontraran las puertas cerradas de los comercios cuando arribó el gran crucero Celebrity Eclipse. “Tuvieron que volver a desayunar al barco”, criticó el integrante del directorio del banco.

“La Bestia del Mar” Celebrity Elipse en Ushuaia

El arribo del Celebrity Eclipse a Ushuaia, el crucero más grande de la temporada, además de dejar hermosas fotos de la embarcación, también dejó críticas. El buque llegó alrededor de las 4 de la mañana del domingo y horas después, al comenzar a descender los pasajeros se encontraron con comercios cerrados.

El vicepresidente del BTF, Gabriel Clementino, cuestionó que los viajeros que llegaron a bordo de la embarcación con 4250 personas a bordo, “empezaron a bajar casi a las 6 de la mañana y tuvieron que volver a desayunar al barco“.

“Yo sé que el gobierno estuvo trabajando para que el comercio esté abierto, pero había muchos comercios cerrados”, se quejó.

Centro Comercial Ushuaia

“La provincia no puede perder esta oportunidad. Porque no es solo una oportunidad para el comercio, porque cuando el comercio vende, también paga impuestos y fiscalmente ayudan a todos”, recordó.

“Nos tenemos que poner a la altura de las circunstancias. Si tenemos la temporada aprovechémosla al máximo porque después llega la época de las vacas flacas y mayo, junio, abril es bajo”, dijo Clementino en declaraciones a una radio local.

El integrante del directorio del BTF destacó además la baja oferta gastronómica en platos regionales como cordero patagónico, centolla y merluza negra que los restaurantes ofrecen a los turistas en esta época del año. “Hay que revertir esto y aprovechar mejor las oportunidades que tenemos en temporada alta”, insistió.

Cabe señalar que el malestar también se habría hecho sentir en las autoridades del Puerto ya que se ejecutó una obra de dragado en tiempo récord para que el crucero pudiese amarrar y los pasajeros descender a la ciudad. Igualmente evitaron pronunciarse al respecto.






Comentarios