GENis es un software de código abierto que almacena y compara el ADN hallado en escenas de crimen y permite mejorar las búsquedas de personas desaparecidas.


En el marco del convenio firmado el pasado mes de mayo entre la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de las Provincias Argentinas y Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Fundación Sadosky, el Poder Judicial de Tierra del Fuego, aprobó la adopción del sistema informático GENis para la puesta en marcha de su registro local de datos genéticos forenses.

En un acto celebrado en el Polo Científico Tecnológico, la Presidenta del Superior Tribunal de Justicia de la jurisdicción fueguina, Dra. María del Carmen Battaini y el Presidente de la Fundación Sadosky, Dr. Lino Barañao, suscribieron el convenio marco de cooperación y el Acta Complementaria Nº 1 que permitió perfeccionar la cesión gratuita de la herramienta. De esta manera, el Cuerpo Médico Forense del órgano judicial accede al software desarrollado por un consorcio público-privado nacional que ya se encuentra instalado en 16 provincias.

GENis es un software de código abierto que almacena y compara el ADN hallado en escenas de crimen y permite mejorar las búsquedas de personas desaparecidas. Su origen se remonta a marzo de 2014, cuando el Consejo de Procuradores, Fiscales, Defensores y Asesores Generales de la República Argentina, el Consejo Federal de Política Criminal y la Sociedad Argentina de Genética Forense (SAGF) acudieron a la Fundación Sadosky en búsqueda de apoyo para desarrollar una herramienta de utilidad para la investigación penal. Congruente con su propósito de promover proyectos de I+D en el área de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), la fundación accedió al requerimiento, asumiendo su coordinación, proveyendo su financiamiento y convocando a los actores necesarios de las órbitas científica, tecnológica, productiva y judicial.

GENis

En el desarrollo de GENis participaron investigadores del CONICET, de la Sociedad Argentina de Genética Forense (SAGF), de la Universidad de Buenos Aires (UBA), de la Universidad Nacional de la Plata (UNLP), del Instituto Leloir, de la Asociación Argentina de Bioinformática, de la empresa Baufest y de un conjunto de laboratorios de genética forense dependiente de poderes judiciales de varias provincias, entre otros centros especializados.

Con la firma del convenio se ratificó también la voluntad de avanzar en la normalización federal de criterios técnicos en asuntos de genética forense. En este sentido, se acordó que se continuarán organizando encuentros de trabajo entre especialistas de la Junta Federal de Cortes, la Sociedad Argentina de Genética Forense, la Junta Técnica de Laboratorios de Genética Forense, la Fundación Sadosky y otros actores.

La Dra. Battaini y el Dr. Barañao convinieron que se requerirá un importante esfuerzo de coordinación interjurisdiccional para que estas herramientas tecnológicas rindan su potencial pleno. Sin embargo, estuvieron de acuerdo en que la interconexión federal es posible y el mejor camino para lograr una investigación penal más eficiente en todo el país. Con este mismo fin, la Junta Federal de Cortes aprobó recientemente la creación del Instituto de Innovación y Modernización con quien se promoverán trabajos conjuntos.

Hasta Junio de 2019, el proyecto acumula una inversión que supera los 25 millones de pesos provistos por el Tesoro Nacional, haciendo de GENis el desarrollo de mayor dimensión de la bioinformática local.

La instalación, configuración y capacitación del personal del Superior Tribunal de Justicia de Tierra del Fuego se llevará a cabo los próximos días 8 y 9 de agosto en Ushuaia.





Comentarios