El hecho ocurrió en calle Magallanes al 558 de la ciudad de Ushuaia. Gracias al rápido accionar de los servicios de emergencia no hubo que lamentar víctimas.


Un incendio intencional de grandes proporciones se registró en los fondos de una propiedad de calle Magallanes al 500, de la ciudad de Ushuaia. Donde una construcción comenzó a arder repentinamente y demandó la intervención de dos autobombas y dos dotaciones de bomberos para evitar que el fuego alcanzara a viviendas lindantes.

El hecho se registró en dos departamentos ubicados en calle Magallanes al 558. Al llegar al lugar, los efectivos policiales de la Comisaría Primera prestaron ayuda a los ocupantes de uno de los pequeños departamentos, en cuyo interior se encontraba Nicolás Ezequiel Draps, de 22 años de edad, junto a su hijo Milo, de dos años y a quien estaba en la otra vivienda sobre una planta superior, identificada como Paola Griselda Benítez, de 33 años, los cuales egresaron de la casa al notar la presencia de humo. En pocos minutos los bomberos llegaron al lugar y comenzaron a realizar los trabajos de extinción.

Incendio Ushuaia

Luego de un arduo trabajo de bomberos y tras la remoción de escombros, comenzó el trabajo de los peritos de la División Policía Científica. Los expertos en criminología detectaron la presencia de tres focos de incineración entre el suelo y el piso de madera de la vivienda. Además se corroboró la presencia de sustancia acelerante, como podría ser solvente o agua ras.

Ante dicha circunstancia se tomó contacto con el juzgado quien ordenó se inicien las actuaciones sumarias por el delito de incendio. En tanto la propietaria de la morada, identificada como Estela Márquez (53), quien declaró en la policía que fundaba sus sospechas contra una mujer de unos 30 años, con la cual habría tenido problemas.

Por dicha razón no se descartaba que el juez penal Javier De Gamas Soler ordenara una serie de medidas en busca de elementos de interés para la causa.






Comentarios