Frente a los pedidos de los vecinos, el comisario de la Seccional 12, Gustavo Barreto, reforzó la presencia policial en la zona.


A raíz del terrible homicidio cometido en el barrio Padilla de Sandro Reyes Ríos, el vigilador privado de 48 años que fue abordado por cuatro delincuentes, la Policía desplegó medidas preventivas en la zona para evitar nuevos hechos y prevenirlos.

Por este motivo, el comisario de la Seccional 12, Gustavo Barreto, frente a los pedidos de los vecinos reforzaron la presencia policial en la zona. “El compromiso no sólo es nuestro sino también de toda la fuerza; es incrementar la presencia policial, no sólo en los barrios sino en toda la jurisdicción policial”, comentó el comisario luego de dialogar con los vecinos del barrio y del Oeste I y II.

Por otra parte, se propuso formar grupos a través de WhatsApp con los vecinos y efectivos de los diferentes barrios para abrir un canal fluido de comunicación. Además, anunció que desde el Ministerio de Seguridad de la provincia se proveerán más vehículos para patrullar el barrio.

En esa línea, el ministro de Seguridad de la provincia, Claudio Maley, había confirmado la detención de uno de los presuntos autores del asesinato. Mientras tanto, continúan los intensos trabajos de investigación para identificar a los otros tres delincuentes involucrados en el hecho.





Comentarios