La cifra de tucumanos afectados por los créditos UVA lanzados por el Gobierno Nacional aumenta con el correr de los días. Esperan una solución de parte de los diputados.


En 2016 el Gobierno Nacional puso en funcionamiento los créditos UVA, cuyo objetivo principal era incentivar el mercado inmobiliario para que más argentinos accedan a su casa propia. Sin embargo, los tenedores de esta modalidad de ahorro se vieron perjudicados por la devaluación y la suba de tasas.

A su vez, luego de las reuniones y pedidos a las autoridades de los autoconvocados “Hipotecados UVA Tucumán”, se conoció también la situación de los tenedores de ‘Procrear Ahorro Joven’, que nuclea a las personas que decidieron generar el ahorro inicial a partir de la compra de UVAs, y que hasta ahora se les hizo cuesta arriba tramitar su préstamo.

Esta vertiente del Procrear estaba dirigida para personas de entre 18 y 35 años, con ingresos de entre dos y cuatro salarios mínimos (en su momento, entre $17.720 y $35.440). Sobre esto, la familia debía ahorrar 200 UVA por mes en un plazo fijo actualizado por inflación y, al cabo de un año, podía sumar ese ahorro a un crédito hipotecario y a un subsidio no reembolsable para comprar la vivienda.

Cabe mencionar que hace un año el Procrear Ahorro Joven permitía comprar viviendas de hasta 60 mil UVA, que eran 1,27 millones de pesos o poco más de 66 mil dólares. Luego, el Gobierno elevó ese tope hasta las 86 mil UVA, que hoy representan 2,77 millones de pesos o algo más de 71 mil dólares, según explicó TN. Para acceder a una vivienda de ese valor con un crédito de mercado del Banco Nación hacen falta ingresos familiares por $85 mil mensuales.

Cecilia Ferro es la referente ‘Procrear Ahorro Joven Resiste’, y en diálogo con El Tucumano explicó algunos inconvenientes que los tenedores de esta modalidad atraviesan en la actualidad.

“Cuando comencé a ahorrar el UVA estaba a $22 y el monto mínimo era de $4.000. En marzo cuando termino de ahorrar el UVA llegó a $34, por lo que el mínimo pasó a $8.000”, comienza explicando Ferro, quien a su vez, relata los problemas que los trabajadores informales están teniendo para hacerse con los créditos, ya que a pesar de que en un principio el Ahorro Joven estaba destinado para ellos, ahora las entidades bancarias no los reciben ya que aducen que no podrían comprobar su capacidad de pago.

“Los informales obligatoriamente se los debía aceptar, pero algunos no los aceptan y otros ofrecen préstamos muy bajos. Si uno decide darse de baja del plan, los bancos tenían la obligación de devolverte al valor del UVA de la fecha que se retira. Hay algunos que pudieron obtener su dinero y a otros que se los negaron, porque el plazo fijo era a 360 días y deben esperar que este se venza, incluso hay bancos que los hicieron hacer a dos años de plazo”, agregó la referente de los autoconvocados, que al igual que “Hipotecados UVA Tucumán”, esperan que los diputados avancen con un proyecto de ley que ponga un freno a las subas.






Comentarios