Héctor Viñuales, titular de la Federación Económica de Tucumán, se mostró en desacuerdo con lo pactado entre la CGT y el gobierno nacional.


El anuncio del acuerdo entre el gobierno y la Confederación General de Trabajo (CGT), dónde acordaron acordaron el pago de un bono de $5.000 pesos en dos cuotas, a pagar en noviembre y enero para compensar la pérdida del poder adquistivo ante la inflación, generó algo de preocupación en la Federación Económica de Tucumán, ya que dicen que no todos los sectores pueden cumplir con ese acuerdo.

Héctor Viñuales, titular de FET, fue el que se refirió a esta situación. “Nosotros entendemos de la necesidad que tiene la gente para cobrar adicionales o aumentos en función de la inflación que a nadie le alcanza, pero claramante las PyMES no están en condiciones de abonar estos adicionales”, advirtió. 

“Hoy aparecen bonos de $5 mil, en dos pagos, cuando todavía no se pueden empezar a pagar los sueldos. Al trabajador no le alcanza el dinero y nosotros lo entedemos, pero a los empresarios no les alcanza el dinero para pagarlo y nos contestan con más impuestos. Este es el peor de los escenarios”, añadió.

Por último, hizo referencia al mal presdente de todos los sectores. “En Tucumán, en general los sectores están con serios problemas de rentabilidad como el sector cañero-azucarero, el sector comercial, la hotelería y la gastronomía. La caída de un año a otro en valores reales está entre un 15 y un 20 por ciento en productos”, concluyó en LV12.






Comentarios