El intendente de Yerba Buena habló en el Concejo Deliberante sobre la seguridad en Yerba Buena y las medidas que adoptarán.


La sesión especial del Concejo Deliberante de la ciudad de Yerba Buena estuvo envuelta por los reclamos de seguridad y en ella, el intendente Mariano Campero se comprometió a mejorar en ese aspecto.

De la misma, participaron los familiares de Valentín Villegas, el joven de 15 años que fue asesinado a puñaladas cuando intentó defender a una amiga a la que le estaban por robar el celular.

Distintos miembros del Concejo afirmaron tener un mapa del delito y estar trabajando para solucionar la inseguridad que se instaló en la ciudad. “Se pondrán guardias y policías para prevenir el delito y seremos implacables para que se cumplan las condenas hacia los delincuentes”, afirmó Campero tras la sesión.

Refiriéndose a los familiares de Valentín, expresó que entiende el enojo y su disconformidad. “Ni esta ni ninguna acción les va a parecer suficiente porque no les va a devolver a su hijo. Intentamos dar una respuesta. Este caso nos golpeó a todos los vecinos de Yerba Buena”, concluyó, según lo informado por El Tucumano.






Comentarios