Jorge Berreta, vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat), manifestó que necesitan hacer un ajuste tarifario.


Uno de los temas que más tensión genera en el Ejecutivo tucumano es el pedido de aumento en el boleto que vienen pidiendo desde junio los encargados de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat). Sistemáticamente, las autoridades provinciales se negaron a dárselo aduciendo la situación económica actual que atraviesa el país.

Jorge Berreta, vicepresidente de la Aetat, se refirió a esta problemática. “En el escenario de hoy en día, nosotros necesitamos un ajuste tarifario. No estamos pidiendo lo que dice el estudio de costos porque entendemos la situación de los usuarios, pero estamos en un cuello de botella imposible de sortear sino está la actualización tarifaria”, expresó.

“El estudio de costos actualizado da $25.10 en este escenario con subsidio y como estamos funcionando. Lógicamente no estamos pidiendo ese valor, pero sí estamos pidiendo que lo actualicemos, y que si es posible programemos a futuro un aumento escalonado partiendo de los $12.50, y llegando a los $21 que da el estudio de costos viejo sin actualizar”, agregó.

Respecto a la medida de fuerza con la que amenazaron los choferes nucleados en UTA si no reciben el sueldo de agosto hasta el jueves, comentó: “Tratando de hacer todo lo posible para pagar en tiempo y en forma. Tratando de hacer el esfuerzo una vez más, perdiendo y tratando de solucionar el problema de los trabajadores. Hay empresas que van a poder pagar y otras que seguramente tendrán algún tipo de contratiempo”.

“Hemos llegado a un punto límite donde el poder de endeudamiento se agotó, donde hubo una bruta devaluación de la moneda de marzo a la fecha, lo que nos hace muy complicado porque nosotros tenemos tarifas pesificadas que están pisadas y la realidad es que esto no da para más”, cerró en declaraciones a LV12.




Comentarios