El presidente electo estuvo en la asunción de Juan Manzur como gobernador de Tucumán y tuvo un fuerte discurso sobre la actualidad nacional.


El presidente electo, Alberto Fernández estuvo en Tucumán para acompañar al gobernador Juan Manzur en la asunción a sus cuatro años como gobernador provincial.

“Estamos en una Argentina que tiene que ponerse de pie después de políticas que la han dejado en una situación complicada. Uno no sabe si esas políticas fueron impulsadas con convicción pero fuimos muchos los que le avisamos que esas políticas iban a conducir a esta realidad. La argentina de hoy es una argentina de muchos problemas que no solo están dados por la deuda externa, están dados por instituciones básicas que no están funcionando”, comenzó diciendo Fernández.

El presidente electo tuvo un duro discurso en el que describió los cuatro años del gobierno de Mauricio Macri centrado en lo que considera, los tres pilares fundamentales que se perdieron.

“La educación pública todos estos años fue muy maltratada. De dejo de atender el futuro y cuando una sociedad deja de educar se olvida de hacer fuertes a los hombres del futuro. Lo que debemos garantizar a los chicos es la posibilidad de acceder al estudio y de desarrollar su conocimiento”, afirmó.

La salud pública fue otro de los ítems descriptos por el presidente electo. “Debemos recuperar la salud pública. Es algo que también nos hizo distintos en la Argentina. La posibilidad que el estado garantice la salud y los cuidados médicos de cualquier argentino, de cualquiera que habite el territorio de la Argentina. Sin embargo estas cosas en estos últimos años dejaron de prscticsrse. De repente había que arancelar los hospitales para los hermanos de nuestros países limítrofes y convertían la salud en una mercancía y por esa vía le quitábamos salud a nuestros argentinos”.

“Podríamos sumarles a eso que nos hizo tan distintos en América Latina es que siempre garantizamos el derecho al trabajo. Si algo nos hizo distintos en América Latina es que siempre garantizamos el derecho al trabajo, el derecho a educarse y el derecho a la salud y pública y de repente, hace cuatro años que vienen insistiendo que para que la Argentina progrese hay que quitar esos derechos”, aseveró

El futuro presidente fue contundente al decir que. “No conozco a ninguna sociedad que se haga fuerte perdiendo derechos, no conozco a ningún hombre y ni a ninguna mujer que viva mejor si lo que de hace es restarle derechos”.

De cara al futuro sostuvo que Argentina presenta un escenario complejo con el objetivo de volver a poner el país en marcha.

El mayor daño de este tiempo es condenar a la pobreza a cuatro de cada diez argentinos. Si aquello que el estado nacional abandonó no fue más grave porque existieron intendentes, gobernadores, organizaciones sociales que fueron en socorro de esos sectores postergados de la Argentina”, dijo Fernández.

Pese a la complejidad del escenario descripto, Alberto Fernández se mostró optimista y llamó a pensar la Argentina de otra manera, inclusiva en la que no exista una diferenciación entre “argentinos de primera y argentinos de segunda”.

“Encaro el futuro convencido de que vamos a ponernos de pie, porque somos un país que muchas veces lo ha hecho, porque lo necesitamos, porque nos hace falta recuperar lo mejor que tenemos que es nuestra dignidad. Vamos a pararnos, vamos a ser la Argentina Federal que todavía no se construyó“, concluyó.




Comentarios