El detenido se encontraba profugo desde 2015.


El detenido tiene 45 años y estaba prófugo desde 2015. Prestó declaración en la jornada de este jueves en la Fiscalía I del Centro Judicial Monteros, a cargo de la doctora Mónica García de Targa. Había sido capturado semanas atrás en la localidad de Quilmes, provincia de Buenos Aires. Está acusado de abusar de la hija de su pareja, cuando la niña tenía 10 años. Los ataques ocurrieron en la ciudad de Famaillá, entre 2013 y 2014.

Una situación inusual demoró la extradición del detenido, quien sufrió un ACV mientras aguardaba que se completara la tramitación de su traslado a Tucumán. Pero esta semana, el preso recibió el alta médica del centro asistencia donde estaba internado.

Al recibir esa información, el ayudante de fiscal, doctor Eduardo Borquez, funcionario de la Fiscalía a cargo del caso, coordinó las tareas de enlace con el Juzgado de Garantías 1 de Quilmes, la DDI de Quilmes y la Dirección de Investigaciones de Tucumán para hacer efectivo el arribo del detenido. Finalmente, la comisión a cargo de la extradición, llegó a la provincia con el preso, quien fue puesto a disposición de la Fiscalía interviniente.

Los voceros judiciales comunicaron que la causa se encontraría encaminada hacia la formulación de un requerimiento de elevación a juicio por parte de la Fiscalía.

El caso

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Famaillá entre diciembre de 2013 y junio de 2014. La investigación se inicia en una denuncia de 2014 realizada por la madre de la víctima, quien había resultado abusada por el padrastro. Al tomar intervención la Fiscalía, la menor declaró en Cámara Gesell, siendo su testimonio contundente al contar los numerosos hechos de abuso a los que fue sometida, informaron fuentes del caso.

De inmediato se solicitó la detención del acusado. Se realizaron allanamientos para atraparlo, pero no fue encontrado. Entonces, se elevó un pedido de captura en su contra. Mientras, otras medidas se realizaron para dar con este sujeto, pero no fue hallado.

La pesquisa

Entonces comenzaron las tareas investigativas, que incluyeron análisis a diferentes bases de datos digitales, hasta lograr obtener un registro que indicaba que el acusado estaba radicado en Quilmes, provincia de Buenos Aires.

Contando con esa información, la Fiscalía interviniente articuló medidas investigativas entre la Dirección de Investigación local y la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes, que hizo efectiva la detención el 5 de septiembre. Dos días después, mientras permanecía detenido, el preso sufrió un ACV. Fue hospitalizado y quedó internado. El 28 de septiembre, las autoridades del sanatorio informaron que estaba en condiciones de recibir el alta médica.

El traslado

El fin de semana, se articularon las diferentes tareas judiciales y policiales para organizar una comitiva para viajar a Buenos Aires. El equipo partió el lunes y arribó a Tucumán este jueves. De inmediato, el detenido fue presentado en sede judicial, donde se le tomó declaración. El hecho que se le imputó está calificado como gravemente ultrajante en concurso real, por tratarse de hechos reiterados, indicaron las fuentes del caso.




Comentarios