El sacerdote que se encuentra a la cabeza de la dirigencia del "Cuervo" habló sobre el difícil momento futbolístico e institucional del club.


Concepción Fútbol Club es una de las institución más importantes del fútbol tucumano. En la actualidad milita en a primera división de la Liga local, aunque ya es el primer equipo que se encuentra condenado a pelear la permanencia. La particularidad de su presidente Arturo Costa, es sacerdote. “Soy oriundo de Concepción, administro el hogar de ancianos de la zona que depende de la diócesis de Concepción”, comentó Costa.

“Veíamos la necesidad de algunas instituciones dentro de la ciudad, necesitaban un poquito de empuje y un grupo de socios lo pidieron y tomamos las riendas del club que y lo que queremos es hacer reflotar la institución.”, contó con relación a su llegada al mundo del fútbol.

El complicado presente del equipo de fútbol del club llevó a la apertura hacía otras disciplinas. “Hemos abierto las puertas a otras disciplinas y vimos que Concepción podía ser también vóley, básquet, handball, las inferiores, el fútbol infantil, juvenil. Encaramos esa empresa para la contención de la niñez y la adolescencia aquí en la ciudad y estar a la altura de lo que es una institución como el Concepción Fútbol Club”, dijo el padre.

“Hay muchas dificultades y problemas, el equipo futbolísticamente no está bien. Jugamos con chicos del club, venimos de actuar en un Federal que nos dejó un déficit grande. Es una institución que hay que refundar y para eso necesitamos un sacrificio“, aseveró el dirigente.

Llama la atención la poca cantidad de socios que presenta un club que se encuentra ubicado en una de las ciudades más importantes del Sur tucumano. “En una ciudad con 70 mil habitantes, no podemos tener 130 socios. Cuando uno piensa en Concepción esperaba tener por lo menos 1500 socios y nos encontramos en esta triste realidad“, sostuvo. Y además añadió, “el trabajo es concientizar a la gente que Concepción puede ser una institución que nos sirva a todos”.

Actualmente el club tiene deudas importantes a nivel institucional y con jugadores, las cuales se intentan saldar a través del trabajo que realizan quienes dirigen y colaboran con el “Cuervo”. “Para un partido de Liga necesitamos 3000 o 4000 pesos y a veces quedamos debiendo. Uno se pone en el lugar del jugador, de las necesidades de ellos, muchos tienen familia o estudian y necesitan, es una de las realidades que tenemos dentro del plantel. Nos cuesta mucho y necesitamos no sólo el apoyo de la gente sino también del Gobierno”.

“A nosotros nos gustaría salir campeón siempre pero a veces es necesario comenzar de cero, aunque Concepción no está para comenzar de cero, está para comenzar de menos diez. Tenemos hacer que haya dirigentes capacitados para esto, principalmente ser una persona cabal, honesta, creíble y hacer que la gente crea para poder ir creciendo en lo humano y lo deportivo”, concluyó.




Comentarios