Las llamas consumieron gran parte de un automóvil que se encontraba estacionado.


Un auto, marca Kia modelo Sephia, fue consumido parcialmente por las llamas luego de que se produzca un cortocircuito en el interior del mismo. La zona del habitáculo fue la más comprometida.

Cortocircuito provocó el incendio

En el lugar se hicieron presentes los bomberos de la zona. El hecho ocurrió a las dos de la madrugada del sábado 29. Por suerte, no tuvieron que lamentarse víctimas, ya que el vehículo se encontraba sin ocupantes en ese momento.

Siniestro con suerte






Comentarios