Se trata de un muchacho de 22 años y una menor de edad de 16. Tuvieron que llegar refuerzos para controlar la situación.


Un insólito hecho tuvo como escenario el Hospital Regional, puesto que durante la madrugada un policía que estaba haciendo control de rutina en el interior del establecimiento, vio movimientos raros en el baño y al descubrir a dos jóvenes teniendo sexo, fue brutalmente golpeado.

Este violento episodio ocurrió alrededor de las 3 de la mañana, cuando el efectivo policial encontó a un muchacho de 22 años y a una adolescente de 16 en pleno acto sexual, les pidió que se detuvieran y al no ser escuchado, intentó reducir al joven, que no dudó en pegarle.

Cuando finalmente logró agarrarlo, la jovencita le mordió una de las muñecas al uniformado y el escándalo fue mayor. A los minutos, llegaron agentes de seguridad de la Comisaría del Menor y la Mujer N°5 con personal femenino para encargarse de la adolescente.

Testigos de este altercado confirmaron que vieron las agresiones que sufrió efectivo policial y dijeron que los jóvenes estaban bajo el efecto de sustancias prohibidas, informó Crónica






Comentarios