El secretario de Interior de UTA nacional reveló que no se llegó a un acuerdo en la reunión y que seguirán defendiendo lo que le corresponde a los trabajadores.


La reunión que se llevó a cabo en el sede de la Secretaría del Trabajo de la provincia no arrojó buenos dividendos y y continuará este miércoles. Intentan resolver como será el traspaso de los tabajadores de Ersa a los nuevos operarios que se harán cargo de las líneas que dejará la empresa correntina. 

Del cónclave participaron el subsecretario de Trabajo de la provincia, Walter Assefh; el secretario de Interior de UTA nacional, Jorge Kiener, el gerente local de Ersa, Hugo Peralta y todos los empresarios del transporte

“No hubo grandes avances del Ejecutivo municipal y la empresa Ersa para hacer un período de transición. Ni siquiera sabemos quiénes podrían ser los nuevos operadores del servicio cuando Ersa se retire, y quedaron ahí nuestras dudas”, manifestó Kiener. 

“Son más de 400 los compañeros que nos interesa que no pierdan su trabajo. Vamos a colaborar y poner todo de nuestra parte para que se mantengan las fuentes de trabajo, se respete la antigüedad y nueva escala salarial”, agregó.

Otros de los temas que preocupan a Kiener, tiene que ver con la indemnización. “Existen muchas dudas en cuanto a la indemnización. Ersa les ofrece un 50% porque es una cuestión de fuerza mayor, y no debe ser así. Hemos hecho miles de transiciones a lo largo de nuestra historia, y empresa que viene, empresa que se hace cargo de todo, porque así lo indican incluso las resoluciones de Trabajo de la Nación”, concluyó en diálogo con El Liberal.






Comentarios