A pesar de las fuertes limitaciones que tuvieron la mayoría de las provincias para sostener la obra pública con fondos propios durante 2018, cinco distritos lograron destinar un importante volumen de recursos a bienes de capital.

Según un informe de la consultora IARAF, San Juan (27,3%), Santiago del Estero (27,2%), Misiones (18,1%), CABA (17,2%) y Córdoba (16,6%) fueron las provincias que más fondos invirtieron en obras.

Santiago del Estero es la segunda provincia que más invirtió en obra pública

Por otra parte, las jurisdicciones que le dieron una menor importancia al gasto de capital fueron Buenos Aires (5,5%), Entre Ríos (5,5%), Santa Cruz (6,8%), Tucumán (8,3%) y Chaco (8,8%).

Dentro del grupo de baja densidad poblacional y bajos ingresos se destacaron las provincias de San Juan y Santiago del Estero con una participación del gasto de capital superior al 27% en el total.

"La inversión pública resulta fundamental para el crecimiento económico, pues conduce a incrementar la cantidad y calidad de la infraestructura que permite aumentar la productividad de las empresas y mejorar la calidad de vida de la población", destaca el informe.