Ahora la joven santiagueña deberá presentarse ante la Fiscalía. 


Una joven santiagueña denunció ante la Policía que un desconocido la interceptó en una camioneta con intenciones de robarle a su hijo pero cuando fue indagada rompió en llanto y confesó que había inventado todo porque estaba llegando tarde a su casa. 

La mujer de 23 años identificada con el apellido Gómez, se acercó a la Comisaría 5ª para denunciar el supuesto intento de secuestro que vivió cuando bajó del colectivo de la Línea 118 en Formosa y Oncativo, según detalla Nuevo Diario.

La madre denunció que una camioneta negra la interceptó mientras caminaba rumbo a barrio Bosco III. Del vehículo se bajó un hombre de contextura robusta, 1,70 metro de estatura aproximadamente; vestía campera y pantalón negros y tenía colocada una gorra con visera negra, que intentó sacarle a su bebé. 

Pero su resistencia más la ayuda de dos mujeres que pasaban por el lugar, lograron que el hombre desista y huyera. Ante la gravedad de la denuncia, la fiscal Silvia Jaime pidió que personal de la División Trata de Personas investigara el caso. 

Cuando la víctima volvió a declarar cometió varias contradicciones y tras ser indagada por los uniformados se “quebró”. De esta manera contó que todo fue un invento porque estaba llegando tarde a su casa. Ante esta situación, la joven deberá presentarse este viernes en la Fiscalía.






Comentarios