La joven cumplirá prisión preventiva por seis meses mientras se desarrolla la investigación.


Dictaron prisión preventiva para una joven acusada de abusar de un menor de cuatro años al que tenía que cuidar una casa al oeste de Santiago del Estero. 

La niñera había sido contratada hacía tres meses cuando el niño contó a sus padres como lo trataba. Ante esta revelación, los padres la denunciaron y con los resultados de los estudios psicológicos, se ordenó la detención de la joven, según informa El Liberal.

La fiscal Jésica Lucas consideró que las pruebas eran suficientes para acusar a la mujer por manoseos de índole sexual con el menor y la cargos son por “abuso sexual gravemente ultrajante agravado por su condición de cuidadora“.

Ante las pruebas recabadas, el juez de Control y Garantías Fernando Paradelo solicitó la prisión preventiva para la acusada por seis meses mientras se termina de desarrollar la investigación. 






Comentarios