Este jueves y viernes, los choferes de transportes urbanos e interprovinciales de La Pampa realizan un paro, convocado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) para todo el interior del país, porque reclaman a las empresas y a los estados nacional y provinciales el mismo incremento de sueldos que se les garantizó en el AMBA.

“Tenemos el 100% de acatamiento en La Pampa”, señaló en declaraciones a El Diario José Álvarez, de la UTA local, a primera hora de la mañana. “Desde enero que venimos peleando paritarias, el AMBA pudo arreglar, el Gobierno nacional puso 4 mil millones, más los 11 mil millones que ya le ponía. A nosotros en el interior nos deja 1.600 millones, con eso es imposible que nuestros compañeros puedan tener el mismo salario, no vamos a aceptar tener choferes de primera y segunda”, expresó el secretario adjunto.

“Nuestros compañeros merecen su salario digno como corresponde, un chofer de corta y media hoy cobra 65 mil pesos, casi somos pobres. Venimos desde enero con esto, demasiado aguante hemos tenido, se nos trata como esenciales pero dejamos de serlo para las vacunas o los bonos, cuando conviene el transporte es esencial y cuando no, somos los chofercitos”, reclamó Álvarez.

José Álvarez (Agencia Farco)

Se pide lo mismo que en el AMBA, un 42% escalonado hasta noviembre, y 60 mil pesos en un bono retroactivo a enero. El poder adquisitivo ha caído demasiado, queremos negociar este acuerdo y volver a sentarnos a negociar a fin de año”, dijo el gremialista.

El paro es de los choferes del interior del país de los servicios de corta y media distancia. Además de los servicios interprovinciales, los afectados por la medida de fuerza son los servicios urbanos, como el Ente Municipal de Transporte Urbano (EMTU) en Santa Rosa y Corpico en General Pico. El gremio no discute lo que le den al AMBA pero la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP) se niega a firmar en el interior las paritarias que allí ya fueron arregladas y pagadas.