En la mañana de este lunes, el vacunatorio del Hospital Gobernador Centeno de General Pico fue el escenario de un acto inusual, no por la vacunación en sí, que es lo que el personal de Salud realiza todo el tiempo, sino por la paciente, una anciana de 104 años.

Joaquina Ferreira, nacida en esa ciudad del norte pampeano, asistió acompañada de uno de sus hijos y recibió la primera dosis de la Sputnik V, en el marco de la continuidad de la campaña de vacunación a personas mayores de 80 años.

Como dato adicional a la particular situación, se pudo saber que en su Documento Nacional de Identidad la mujer aparece con 100 años de edad pero “fue anotada más tarde”, según dijeron, y tiene en realidad 104 años.