Los habían contratado para un trabajo pero les cambiaron las condiciones y decidieron irse. Caminaron un día y medio perdidos en el monte, deshidratados y al límite de la resistencia.


La Policía de Santa Isabel rescató en muy malas condiciones a tres hacheros mendocinos luego de que se perdieran en el límite entre La Pampa y Mendoza, intentando llegar caminando hasta la localidad pampeana.

Los trabajadores, oriundos de San Rafael, Luis, de 32 años, su sobrino de 20 y su cuñado de 23, habían sido contratados por el dueño de un campo en la zona de Cochicó, en la provincia vecina, para cortar leña.

Según relató Luis a El Diario, al llegar al campo, el patrón les cambió las condiciones originales de cargar un camión por día a un camión por semana, por la misma plata, por lo que decidieron irse.

Le pidieron que los llevara hasta la ruta 143, que va a Santa Isabel, donde tienen familiares, pero les dijo que no le andaba el camión y que se quedaran dos semanas hasta que consiguiera transporte. Como se negaron, les indicó que a unas 4 horas estaba la ruta y partieron caminando.

Después del mediodía del jueves comenzaron a andar, sin agua, sin señal de celular, pasaron la noche a la intemperie y después de unas 24 horas de travesía, deshidratados y al límite de la resistencia, sonó el teléfono y se dieron cuenta que tenían señal.

Los trabajadores caminaron unas 24 horas perdidos (foto ilustrativa: Tres Líneas)

Llamaron a la policía y los atendieron de Santa Isabel. “Pedimos ayuda pero no sabíamos dónde estábamos”, contó Luis, emocionado. Y a partir de allí, la Policía de La Pampa alertó a la de Mendoza y comenzó la búsqueda.

El subcomisario Omar Sabaidini, jefe de la Comisaría Departamental de Santa Isabel, junto al cabo Mauro Ortiz, salieron hacia el límite provincial, a unos 35 kilómetros de Santa Isabel.

“Siguiendo una huella muy chiquita pudimos encontrar a los tres hombres en medio del desierto, venían descalzos, a uno lo traían en andas, desmayado. Se largaron a llorar y nos pedían agua. Nunca había visto gente desesperada por agua, dijeron que habían tomado agua de los charcos”, contó el jefe policial.

Unos minutos después llegó la Policía de Mendoza y trasladaron a los hombres hasta un lugar en el que pudiera ingresar una ambulancia, que luego los llevó hasta el hospital de Santa Isabel.

“Queremos agradecer a la Policía de Santa Isabel por buscarnos, por todo lo que hicieron por encontrarnos. Sin ellos no sé si hubiéramos vivido”, expresó Luis luego de la odisea, ya en la casa de los familiares.






Comentarios