En el marco al protocolo que lanzó el Gobierno de la provincia que involucraba el cierre de los gimnasios clubes e incluso al aire libre, dueños de estos espacios confirmaron que abrirían de todas maneras. Tal como lo anunciaron sucedió y este lunes las puertas de los lugares de entrenamiento estaban abiertos.

//Mirá también: Quedaron prohibidos los entrenamientos en gimnasios, clubes e incluso al aire libre

Lejos de quedarse con las manos cruzadas, los representantes de los gimnasios agrupados en la Cámara Santafesina del rubro, confirmaron que este martes realizarán una protesta para poder abrir las puertas d esus locales sin tener que infringir ninguna norma. Los mismos se encontrarán en el bulevar Gálvez y San Luis, además notificaron que en la ciudad de Rafaela y Rosario realizarán el mismo reclamo.

Abrieron los gimnasios a pesar de haber estado prohibidos en Santa Fe. Foto: El LitoralFoto: El Litoral

Desde el sitio El Litoral confirmaron que la Cámara evalúan la posibilidad de presentar un recurso de Amparo ante la Justicia. Sobre esto, el presidente de la entidad, Marcelo Visuara, comentó: “Para la mayoría de los gimnasios, 14 días sin trabajar sería un cierre definitivo”.

Las declaraciones fueron realizadas en el marco de una conferencia de prensa que realizaron este lunes frente al Ministerio de la Salud provincia donde además agregaron que “ya no hay más resto, es una situación angustiante”.

“Nos redujeron en aforo (en junio 2020 al 50% y este año al 30%), nos aumentaron los costos fijos y se hace insostenible la situación, por ello decimos que si tenemos que cerrar, será de forma definitiva, lo que serían un gran golpe económico para toda la industria del fitness”, dijo Visuara.

En este conecto, los representantes de los gimnasios comentaron que la decisión de abrir los comercios se debió a dos motivos en particular: el primero es que “con un año de experiencia en pandemia, creemos que la actividad que se realiza en los gimnasios es totalmente saludable”, dijo a su turno Horacio Pernicano, otro miembro de la Cámara.

Y, por otro lado argumentó que la sociedad también necesita realizar deporte: “Como estamos haciendo algo que corresponde, que es promover la actividad física, por nuestros alumnos y por nuestros profesores, vamos a mantener los gimnasios abiertos hasta que alguien nos atienda y nos fundamente por qué tenemos que cerrar”.