La búsqueda de la particular mascota revolucionó las redes. El animal apareció en un regimiento militar aunque hubo un final trágico.


Se sabe que hay familias que tienen como mascotas especies de lo más insólitas. En el litoral abundan los casos curiosos, como el de Natalia López, que logró domesticar a un carpincho que llamó “Poporo”.

La historia del extravío del animal se hizo viral en Santo Tomé y el triste final del episodio derivó en reacciones de repudio en las redes.

Todo comenzó cuando Natalia publicó en el grupo vecinal “Comunidad de Santo Tomé” que el capricho se había perdido. “Se me fue un carpincho y es mi mascota y lo quiero recuperar por favor si alguien lo ve q m avise por favor”, el mensaje dejaba un número telefónica incluso y estaba acompañado de una foto en donde se ve a la joven con el animal compartiendo un momento de descanso, una convivencia similar a la de un perro y su amo.

Natalia publicó un desesperado mensaje para que la ayudaran a encontrar a su carpincho. (Facebook)

El posteo en Facebook no tardó en cosechar decenas de mensajes. Chistes ocurrentes en algunos casos y datos que intentaban afinar el la´psiz de la búsqueda fueron algunas de las reacciones.

Una de las pistas llegó de un usuario de la red social que fue muy claro. “El carpincho que andan buscando está en el batallón Ing 1. Hoy uno de los soldados la encontró y como es mansita se dejó agarrar”, mencionaba el texto.

“La tienen encerrada en una habitación para que no se escape. La dueña debería ir a buscarla cuanto antes. Espero que se la devuelvan y no sea demasiado tarde”, rezaba el planteo de Abel, quien parecía tener la información más precisa.

El carpincho escapó de la casa de su dueña y terminó en la cacerola de un regimiento militar. (Facebook)

Lo cierto es que la dueña del carpincho inmediatamente se llegó al Batallón de Ingenieros N° 1 para consultar por el animal. En la portería al parecer le dijeron que no estaba, pero por alguna razón la joven supo qué pasó con su curiosa mascota. En otra publicación de Facebook se transmitió el final de la historia:

“Quiero agradecer a toda la gente que me ayudaron a buscar mi mascota el carpinchito. El que tenía un nombre y una familia que lo amaba. Estoy llorando, de bronca y tristeza, porque me acaban de avisar que a Piporo los militares lo asesinaron para comérselo. En estos momentos, abandono la búsqueda mi amor era todo lo que tenía, me muero de tristeza. Porque no me lo entregaron cuando fui a buscarlo si era mío. En la guardia dijeron que no estaba, cuando todos sabíamos que lo tenían encerrado en una pieza.”






Comentarios