Reclamaban que se les pague la totalidad de los haberes de diciembre.


Este mediodía comenzó a normalizarse el servicio de transporte público en Santa Fe luego de una sorpresiva medida de fuerza de los choferes de colectivos. La medida de fuerza había iniciado este martes a las 9 y afectaba todas las líneas, salvo la C y Recreo.

El paro se debpia a que no se abonó la totalidad de los haberes correspondientes a diciembre, motivo por el que los trabajadores convocaron a una asamblea que se extendió hasta las 12.

Concretamente se le debe unos $1.000 a cada conductor y empleado de las empresas Ersa y Autobuses Santa Fe.

Desde el Grupo Autobuses Santa Fe afirmaron que los sueldos se pagaron y que está en proceso de pago el ajuste de la diferencia del Sueldo Anual Complementario.






Comentarios