"La policía provincial debe actuar con firmeza y en el marco de la ley vigente", aseveró el gobernador Lifschitz rechazando el reglamento nacional que flexibiliza el uso de armas.


Después de la polémica generada por el nuevo protocolo de seguridad de Nación, que flexibiliza el uso de armas de fuego por parte de la policía, el gobernador Miguel Lifschitz descartó de plano su implementación en la provincia.

“No tenemos prevista ninguna alteración respecto del accionar policial”, señaló el mandatario a Telefé Rosario y agregó que la Provincia ya tiene leyes vigentes que regulan las obligaciones y competencias para el uso de armas por parte de los agentes policiales.

Santa Fe no adherirá al polémico protocolo de seguridad de Bullrich

De este modo, rechazó la posibilidad de que las fuerzas provinciales también puedan abrir fuego a malvivientes en fuga o potencialmente peligrosos, tal como a partir de ahora lo podrán hacer las fuerzas federales.

“Nuestra exigencia respecto a la policía es que actúe con firmeza, en el marco de la ley y de las normas vigentes y ninguna otra cosa adicional”, aseveró.

Santa Fe no adherirá al polémico protocolo de seguridad de Bullrich

Cabe destacar que la defensora provincial, Jaquelina Balangione, se había expresado en el mismo sentido calificando de “inconstitucional, muy peligroso e innecesario” este protocolo.

Por otro lado, el diputado provincial de Cambiemos, Federico Angelini, avaló su implementación y lo consideró “una herramienta muy útil” contra el narcotráfico y la delincuencia.






Comentarios